Audio en VIVO HE-AAC+ V2

Native Flashradio V3
Locales

Confirman sentencia de cuatro años y ocho meses de pena efectiva para Adolfo Lindolfo Zeballos Fernandez

1.98Kvistas

Aprovechó su condición de servidor público generando confianza y mantener en el engaño a representantes de empresas, junto a dos cómplices, ofreció y remitió órdenes de compra de bienes falsas, configurándose el delito de estafa agravada, por lo que Adolfo Lindolfo Zeballos Fernández deberá cumplir una pena de 4 años y 8 meses efectiva.

La Primera Fiscalía Superior Penal de Moquegua logró se confirme este miércoles dicha sentencia, la misma que había sido apelada por el sentenciado, la resolución además confirma el pago de una reparación civil de 174 mil 548 soles a favor de las empresas estafadas.

Respecto a los hechos se acreditó que Adolfo Lindolfo en el 2016 tras brindar servicios a la empresa CONSTRUCERT, ofrece al gerente la “oportunidad” de prestar servicios al Estado, con presuntas órdenes de compra de bienes de la Municipalidad Provincial de Mariscal Nieto, engaño que realizó junto a otras dos damas.

Dentro de esta distribución de roles remiten a la empresa de Lima las ordenes por diferentes servicios, luego insisten que para agilizar se podía hacer la compra en Moquegua y así proveer de lo solicitado, logrando convencer a los agraviados que depositaron diferentes montos creyendo con eso se garantizaría el servicio.

Días después representantes llegan con sus facturas para cobrar, se entrevistan con las involucradas en la municipalidad, ellas aducen error en la facturación y junto al sentenciado viajan a Tacna para recoger en el aeropuerto otra factura, que es devuelta luego con cargos y sellos, quedando los empresarios esperando el desembolso.

Ese encuentro fue aprovechado para ofrecer nuevas órdenes de compra, esta vez en agravio de la empresa Nelly Yojanny R, requerimientos enviados por el sentenciado vía correo electrónico, generándose un nuevo desembolso de dinero para cumplir los nuevos pedidos.

Posteriormente una de las agraviadas llega a Moquegua para tramitar sus pagos, recibe un cheque de los involucrados sin fondos, por lo que se contacta directamente con la Municipalidad informándole que sus empresas no figuran como proveedores, ni tienen relación comercial y que las órdenes de compra y sellos eran falsos.

Es importante destacar que el sentenciado recibió a los agraviados también en su oficina en el Gobierno Regional, según quedó acreditado por versiones de testigos durante el desarrollo del proceso, hecho que se realizó para generar la confianza y así concretar el ilícito,

Esto fue recalcado por la fiscal adjunta superior Claudia Malma Cordero, señaló que en la acusación se indica la conducta de Adolfo Zeballos, señalando que su función fue captar a la víctima y mantenerla en error, mientras que una segunda persona, su conviviente, se encargó que las empresas se desprendan de su patrimonio.

La tercera involucrada simuló la venta de los bienes a las empresas para cumplir con las órdenes y a quien se hizo los depósitos, ambas fueron sentenciadas previamente tras aceptar su responsabilidad, el juicio siguió con el tercer involucrado, sentenciado en mayo pasado, caso a cargo del fiscal provincial, Nelson Linares Cuellar.

Expresa tu reacción
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry

Comentar